Noticias‎ > ‎

Continuamos en San Roque

publicado a la‎(s)‎ 30 ago. 2015 1:53 por Gam Tepeyac   [ actualizado el 30 ago. 2015 2:04 ]

Matutuine, 30 de Agosto de 2015

 Hola amigos:

 El tiempo va pasando (muy deprisa), y aquí continuamos en la Misión de San Roque. Este año decidimos pasar todo el tiempo en este Orfanato (al contrario que estos últimos años en los que dividimos nuestro tiempo para estar en varias provincias).  De esta manera se puede hacer una labor más continuada, y conocer más profundamente la zona en la que estamos.

 Estas dos últimas semanas son de vacaciones para los estudiantes, así que es preciso estar un poco más con los niños del orfanato. Hemos tenido dos excursiones a la localidad más cercana, Bela Vista, con buena parte de ellos y que hicimos a pie (7 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta). A pesar de tener que ir a pie, los chicos y chicas fueron encantados. Seguro que nos cansamos mucho más nosotros que ellos. Os adjunto una foto de Bela Vista con el fondo del río Maputo.

 

También se han multiplicado las horas de juegos en estos días de vacaciones y hemos continuado con las clases de refuerzo a diario. Este contacto más profundo con los niños nos ayuda a conocerlos mejor pues ya se sabe que de visita todos somos muy “majos”. Por cierto hemos tenido varias visitas de voluntarios que también están realizando una experiencia de un mes aquí en Mozambique, y es una alegría para el Orfanato porque se rompe la monotonía diaria.

 

El 23 de Agosto celebramos la fiesta de San Roque (el día en el santoral es el 16) y tuvimos procesión (ver la foto adjunta), comida con toda la comunidad de la zona, teatro y bailes. Fue un día muy bonito.

 

Seguimos con nuestros trabajos habituales de instalaciones y costura, así como el apoyo al Centro (compras en la capital, acompañamiento, etc.). Todavía estamos detrás de la empresa de pozos, para ver si conseguimos que limpien nuestro pozo. Más de 30 llamadas de teléfono, y cuando no funciona el compresor, el motor del camión está gripado,... Ya veremos a ver si lo conseguimos.

 

La vida es muy tranquila aquí, también tenemos tiempo de reflexionar, organizar  y pensar sobre nuestra labor aquí. El otro día escuché a una persona que acoge voluntarios decir que “estos no son de esos colaboradores que levantan dolor de cabeza”. También con nuestra presencia alteramos el funcionamiento normal de los sitios donde nos acogen.

 

Esperamos que todos estéis bien, os agradecemos vuestro apoyo en nombre de todas las personas que se benefician de vuestra ayuda.

 

Recibid un fuerte abrazo y hasta la próxima, de Moisés y Marta 

Comments