Noticias‎ > ‎

Saludos desde San Roque

publicado a la‎(s)‎ 30 ago. 2015 1:46 por Gam Tepeyac

Matutuine, 9 de Agosto de 2015

 Queridos amigos:

 

Saludos desde el Orfanato de San Roque, en Maputo (Mozambique) donde nos encontramos Marta y yo desde el pasado 21 de Julio. Esta vez pasaremos todo el tiempo (hasta mediados de septiembre) en esta zona, principalmente en este Centro, aunque también echando una mano por algunos centros de la capital del país.

 Después de unos primeros días de descanso, ya estamos tomando contacto con este pueblo mozambiqueño en el que no faltan sobresaltos: ya hemos estado algunos días sin energía eléctrica, también sin agua, hasta una intoxicación, en fin, sin las comodidades que tenemos por ahí.

 El Centro lo conocemos de otras veces, así que no es difícil adaptarnos al funcionamiento del mismo. Estamos ayudando a varios grupos en el estudio y a hacer las tareas diarias. Marta también en la Costura no le falta tarea remendando y cosiendo ropa de los 47 niños que están por aquí. Por mi parte, estamos llevando electricidad a unas casas de profesores que residen durante la semana. También trabajo en el mantenimiento de las instalaciones de agua y electricidad. Con tantos niños, no faltan aquí juegos y entretenimientos para ellos, así como excursiones.

 

Hace dos semanas recibimos la buena noticia de la construcción de un pozo y bomba manual junto a la Escuela. En unos días ya tendremos un poco más de agua, pues en este tiempo de sequía la bomba de agua del centro no da mucho de sí. También estamos luchando para que la empresa de ha hecho el pozo limpie el nuestro o estudie la posibilidad de hacer una nueva perforación.

 En Orfanato de San Roque forma parte de la Misión de San Roque que tiene, además, Escuela e Iglesia Católica. Estamos a unos 50 km de la capital, Maputo, que aunque parece que está cerca, el tener que pasar la bahía de Maputo en Ferry hace que tardemos entre 3 y 4 horas en llegar (ahora sólo funciona uno de los dos Ferrys). Así que cada vez que vamos de coche allí, es una odisea. Vamos practicando la paciencia. A Maputo se va todas las semanas a hacer compras, o a recoger algún voluntario que, como nosotros, pasa sus vacaciones por aquí. Ahora estamos con Javier, de Madrid.

 No queremos dejar de agradecer vuestras ayudas y aportaciones que permiten acometer muchas obras y ayudar en las necesidades que van surgiendo.

 Os adjunto algunas fotos con algunos momentos vividos aquí.

 


Recibid un fuerte abrazo y hasta la próxima, de Moisés y Marta


Comments