Otros momentos

Volver a crónica.

No han faltado momentos de distracción y de vacaciones. La fiesta de San Roque se celebró por todo lo alto una vez que llegaron las Hermanas, con una comida para toda la comunidad. Se acostumbra comprar una tela, y todo el mundo va vestido con esa misma tela. Nosotros, como tenemos costurera nos hicieron una camisa al efecto, que causó sensación en la zona.

 

            Un fin de semana fuimos a una zona turística, a Ponta de Ouro, con nuestra amiga Marisa, que está pegando a Sudáfrica. La zona es bastante arenosa por lo que tuvimos que llevar el coche de la Misión con tracción a las cuatro ruedas. A los
10 minutos de poner la tracción, el coche comienza a hacer un ruido extraño: se partió la cruceta de la transmisión. Gracias a Dios que se partió en una localidad (y no en zonas arenosas que encontramos por el camino) llamada Zitundo, donde pudimos encontrar un mecánico. Este intentó poner otra cruceta que consiguió de no sabemos donde, pero no fue posible. Al final, nos enviaron desde Maputo (140 km.) la cruceta y en dos días el coche estaba perfectamente reparado. Fue una aventura buscar quien nos llevara al lugar de destino, pero mereció la pena poder bañarse en el Índico.




Volver a crónica.
Comments