Vivencias‎ > ‎

Saludos desde Nampula

publicado a la‎(s)‎ 5 ago. 2013 12:36 por Gam Tepeyac

Estimados amigos:

 

Ya nos encontramos Marta y yo aquí en Mozambique después de unos cuantos viajes (Valladolid-Madrid-Lisboa-Maputo-Nampula). Estamos en el norte del país, en la provincia de Nampula, en compañía de unas monjas Siervas de María en el Monasterio Mater-Dei.

 

El viaje lo hemos hecho muy bien, es un poco cansado porque estamos cerca de 22 horas danzando de un sitio para otro, pero hemos llegado bien, ha llegado también todo el material que traíamos, y no nos han puesto pegas a la entrada del país.

 

Ya conocemos el centro de otras ocasiones, centro que además de ser el monasterio de las Hermanas, alberga a más de 50 niños huérfanos y a varios adolescentes. Cuando nos marchamos de aquí hace dos años estaban construyendo una nueva casa para los niños más pequeños. La casa ya está terminada, pero todavía no tiene agua corriente, así que se hace difícil vivir ahí. Ya nos hemos puesto manos a la obra para conseguir el agua. Ya tienen un pozo (una perforación) que todavía tenemos que ver si da agua para la casa nueva. También falta la instalación eléctrica, que estaba previsto que fuera trifásica, pero el electricista la hizo monofásica. La mayor parte de las tuberías ya están instaladas, aunque al no haber agua no se ha probado si hay fugas.

 

También hay varias instalaciones de paneles solares, pues no hay electricidad todos los días, instalaciones solares que estamos revisando.

 

Para comprar materiales técnicos nos toca ir pateando la ciudad de tienda en tienda, viajando en los transportes colectivos, en los que por vernos blancos, algunas veces nos intentan engañar y cobrar más caro. Nos damos cuenta porque se suele reir la gente que va en el autobús, así que discutimos con el cobrador si hay un precio para blancos (mulungus) y otro para los de aquí (mulandis). Al final todos echamos unas risas y practicamos el portugués, el ronga, el macua, o lo que se tercie.

 

Os adjunto algunas fotos de esta zona de Nampula, con chicos y grandes de aquí. No nos aburrimos. Entre semana trabajando y los fines de semana jugando con toda esta “criançada”. Eso sí, nos tratan a cuerpo de rey, comiendo frutos de la huerta naturales (verdura, tomates con mucho sabor, etc. etc., comida muy sana) y ya estamos perdiendo algunos kilos y todo.

 

Muchas gracias a todos por vuestro apoyo, gracias al cual podemos echar una mano aquí, ayudar,… Sabed que estáis muy presentes en estos centros donde desarrollamos nuestro trabajo y que comunicamos que hay más de 50 personas colaborando con esta labor.

 

Recibid un fuerte abrazo y hasta la próxima, de Moisés y Marta 

Comments